Principios Gobernantes

– La Biblia, autoridad máxima
– Oración continua.
– Centralidad de la iglesia local.
– Madurez espiritual.
– Excelencia académica.
– Experiencia ministerial. (docentes y cuerpo estudiantil)
– Quehacer teológico pertinente.
– Separación moral, doctrinal y eclesiástica.
– Liderazgo servicial.
– Énfasis en hacer discípulos.
– Visión misionera mundial.